Misionera en una residencia de mayores

Estoy feliz y contenta. Rezo, ayudo, y cuando tengo tiempo libre veo algún partido de futbol… y cuando no duermo bien oigo música clásica.

Ayudo en lo que puedo. Visito a los enfermos de la residencia cuando están en el hospital y hago los recados para los que no pueden salir.

Hay personas que se sienten muy solas y necesitan hablar y voy a verlas para charlar con ellas. Estoy atenta a los que están enfermos. Les visito diariamente en la residencia o en el hospital, aún cuando están en cuidados intensivos. Les pregunto como están, si tienen visitas, si comen bien… Vamos, una conversación corriente. Me intereso por ellos. Les animo a comer si no tienen apetito. Si lloran les doy ánimos. Les escucho. Si son creyentes y quieren ver al sacerdote le aviso para que vaya a verles. Cuando muere alguien voy al entierro.

El otro dia una asistenta social me dice: “Laura, tú no sabes el buen papel que haces en el hospital”.

Estoy feliz y contenta. Rezo, ayudo, y cuando tengo tiempo libre veo algún partido de futbol… y cuando no duermo bien oigo música clásica.

Laura Fernández
Alcalá de Henares

 

Publicités
Cet article a été publié dans Blog Fr. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Répondre

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l'aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s